Este sitio o las herramientas de terceros utilizadas por este sitio web utilizan cookies necesarias para el funcionamiento y útiles para los fines descritos en la política de cookies. Al hacer clic en el botón  "entiendo " usted acepta utilizar cookies.

Jueves, 08 Agosto 2019 14:01

La Alegría de un Encuentro

De Siervas de María Ministras de los Enfermos en su 25 y 50 aniversario de Consagración Religiosa

2019 Doradas foto

Las Siervas de María que celebran su 50 aniversario de consagración, junto a nuestra Superiora General, Alfonsa Bellido, al centro, con hábito negro. Roma.

Procedentes de España, Francia, Inglaterra, Argentina, Estados Unidos, Colombia, República Dominicana, Puerto Rico, México, Perú, Bolivia, Filipinas, Italia, las Hermanas se han encontrado en la Casa-Madre, donde fue fundada la Congregación. Llevaban muchos años sin verse. Cuando hicieron la Profesión Religiosa, fueron destinadas a distintos lugares de apostolado, manteniendo a distancia  comunicación y compartiendo una misma misión.

Con tal motivo han llegado en peregrinación, plenas de experiencia de vida que compartir. Así que la primera Estación de encuentro fue la Casa Madre en Madrid. Desde donde pasados unos días inolvidables, prosiguieron rumbo a Roma, siendo acogidas en la Casa Generalicia con todo el cariño y gratitud que les merece su trayectoria de fidelidad y perseverancia por 25 y 50 años, respectivamente.

La tercera estación de su peregrinación tuvo efecto en el Vaticano, llegando muy temprano a la Plaza de San Pedro, para participar en la Audiencia General de los miércoles con el Santo Padre, Papa Francisco; donde se empaparon de esa sensación de universalidad de la Iglesia que se experimenta cuando se entra en la oleada de peregrinos provenientes de todo el mundo, que pueblan la Plaza, deseando encontrarse con Cristo en la persona y palabras de su Vicario en la tierra.

Hemos sido testigos de su renovada juventud, reflejada en la alegría desbordante, la ilusión con que vivieron cada jornada y la fortaleza imperante en su decidida voluntad de volver a sus respectivas comunidades con ánimo de seguir dando hasta el final el fruto evidente con que aman a Dios.

Después de completar este interesante itinerario de peregrinación, han vuelto a sus tierras de misión a contar a todos lo que han visto, oído y vivido. Llevando en la boca un canto de alabanza y en el corazón sentimientos de gratitud. Bendito sea Dios en todo y por todo.

Siervas de Maria 25 aniversario

Las Siervas de María que celebran 25 aniversario de Consagración Religiosa, en la capilla de la Casa Madre, Madrid.

Más en esta categoría: « Un Fajín para María